Una experiencia única, que atravesando mares, sale al encuentro de dos continentes que se hermanan más que nunca, fusionando la música, la cultura y la gastronomía como la verdadera esencia de dos países que comparten la misma lengua y el mismo espíritu de progreso y de concordia.